Reiki y terapias energéticas

Las terapias energéticas son técnicas basadas en la aplicación de la energía con el objetivo de restaurar el equilibrio y la armonía física, mental, emocional y espiritual de la persona. Actúan reactivando la comunicación de los canales energéticos en el cuerpo físico y restaurando el flujo electromagnético entre las células, lo que revierte en un mayor bienestar a todos los niveles y proporciona la base para la integración armoniosa de cuerpo, mente y espíritu.

El terapeuta y las técnicas actúan como un canal para el flujo energético y un catalizador. No obstante, es el propio individuo quien tiene la capacidad de transformar su estado gracias a la nueva frecuencia, pudiendo restaurar un equilibrio duradero en su organismo a nivel integral.

La física moderna nos enseña que todo está compuesto de energía. Esta energía fluye por conductos regulares en un orden originalmente armonioso y equilibrado. Las presiones de la vida diaria, los hábitos de vida, pensamientos y emociones perturbadores, entre otras causas, pueden producir la pérdida de ese equilibrio, por acumulación, déficit o bloqueos en diferentes puntos del sistema energético, interfiriendo en la adecuada circulación del flujo energético vital y dando paso posteriormente a diversos trastornos, dolencias y enfermedades.

Las técnicas energéticas y vibracionales actúan restaurando el flujo energético vital. En ese sentido son un apoyo complementario a los tratamientos médicos convencionales.