Reiki y terapias energéticas

Las terapias energéticas son técnicas basadas en la aplicación de la energía con el objetivo de restaurar el equilibrio y la armonía física, mental, emocional y espiritual de la persona. Actúan reactivando la comunicación de los canales energéticos en el cuerpo físico y restaurando el flujo electromagnético entre las células, lo que revierte en un mayor bienestar a todos los niveles y proporciona la base para la integración armoniosa de cuerpo, mente y espíritu.

El terapeuta y las técnicas actúan como un canal para el flujo energético y un catalizador. No obstante, es el propio individuo quien tiene la capacidad de transformar su estado gracias a la nueva frecuencia, pudiendo restaurar un equilibrio duradero en su organismo a nivel integral.

La física moderna nos enseña que todo está compuesto de energía. Esta energía fluye por conductos regulares en un orden originalmente armonioso y equilibrado. Las presiones de la vida diaria, los hábitos de vida, pensamientos y emociones perturbadores, entre otras causas, pueden producir la pérdida de ese equilibrio, por acumulación, déficit o bloqueos en diferentes puntos del sistema energético, interfiriendo en la adecuada circulación del flujo energético vital y dando paso posteriormente a diversos trastornos, dolencias y enfermedades.

Las técnicas energéticas y vibracionales actúan restaurando el flujo energético vital. En ese sentido son un apoyo complementario a los tratamientos médicos convencionales.

Limpieza del campo aurico

Esta terapia es muy efectiva para eliminar todo tipo de energías indeseables adheridas al aura que restan energía a la persona, sanar conexiones parasitantes. Limpiar, desbloquear, activar y equilibrar Chakras. Detectar y reparar fisuras y agujeros en el aura. Limpiar, equilibrar, fortalecer y sellar el campo áurico. Detectar y tratar la predisposición a padecer una determinada enfermedad. Reprogramar a nivel celular, genético, metabólico y químico. Desprogramar engramas. Limpiar y tratar diferentes magias y mal de ojo.

Buscar y desprogramar influencias negativas de geopatías. Tratar y sanar órganos y sistemas. Diagnosticar y tratar Alergias e Intolerancias alimenticias. Activar el patrón genético y ADN perfecto.

Tratar y sanar situaciones y remanencias kármicas. Cortar contratos, promesas y votos de esta vida y de vidas pasadas. Localizar y sanar bloqueos ancestrales. Sanar patrones mentales, pensamientos y creencias negativas. Desbloquear el canal de conexión con la fuente divina. Potenciar los recursos y virtudes de cada persona.

Limpieza de lugares

La limpieza del espacio que nos rodea es importante porque influye directamente sobre nosotros. Muchas personas perciben que de pronto no se sienten bien en su casa y eso puede ser debido a múltiples tipos de energías negativas que están en la casa pero que no son perceptibles al ojo humano, que por cierto ve muy poco.

Ya no solamente se trata de nuestra casa, nuestro hogar, sino de nuestro negocio o nuestra empresa, que es posible que vaya bien, pero seguramente podría ir mucho mejor si está energéticamente limpia. Pues aunque nuestros ojos no «vean», sí que tenemos la capacidad de percibir y he tenido múltiples casos en los que un negocio no iba bien y a partir de limpiarlo y mantenerlo energéticamente limpio se ha visto lleno de clientes.